Eczema

El término Eczema (o Eccema, pues son sinónimos, e indistintamente puede escribirse de un modo u otro) se refiere a un conjunto de afecciones de la piel que se caracterizan por presentar lesiones inflamatorias cutáneas diversas, que suelen empezar con eritema (enrojecimiento de la piel) y de ahí, en caso de progresar, pasar a pápulas (lesiones sobreelevadas sobre el plano circundante), vesículas o incluso ampollas, que pueden romperse liberando su contenido líquido al exterior, y dando lugar de ese modo a erosiones y fisuras.

El vocablo procede de un verbo griego cuya trasliteración a nuestro alfabeto sería ekzein, que significa “hervir” o “hacer hervir”. Se incorporó a la terminología médica a partir de su empleo en el lenguaje popular, y es inevitable intuir la referencia a una piel “que hierve”. Aparece por primera vez para referirse a un trastorno dermatológico en los textos médicos de Dioscórides, pero su incorporación formal a la terminología médica se suele atribuir a Aetius de Amida, en una época más tardía (año 543, ya en plena Edad Media).

hervir-14271609518lviy

En el ámbito de la Alergología, existen en especial dos enfermedades que suelen manifestarse característicamente con eczema: una es la dermatitis de contacto alérgica (también llamada eczema alérgico de contacto), y la otra es la dermatitis atópica (también llamada eczema atópico). Al igual que ocurre en el resto de procesos alérgicos, ninguno de estos eczemas es contagioso, pues dependen de factores constitucionales propios del enfermo, y no está implicado en su génesis ningún agente infeccioso.

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn