“El asma alérgica separa a millones de personas de lo que más quieren”

La Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI) ha lanzado una campaña de concienciación sobre la importancia de las enfermedades alérgicas que, bajo el nombre “Beware of Allergy” (Cuidado con la Alergia), quiere ayudar a la sociedad a conocer mejor cómo se sienten las personas que sufren alergia, de qué manera ésta afecta a su calidad de vida, lo grave y costosa que pueden llegar a ser y la importancia de un diagnóstico precoz y un adecuado manejo de la enfermedad.

La alergia es un problema de salud pública de proporciones pandémicas (lo cual implica que tiene una distribución internacional) que afecta a más de 150 millones de personas en toda Europa. En términos poblacionales, uno de cada tres niños padece algún tipo de alergia y se trata de una patología en aumento, hasta el punto de que se calcula que podrá afectar a más del 50% de los europeos en los próximos 10 años.

Al centrarse en la formación para la prevención de la alergia, el diagnóstico precoz y el manejo adecuado, la EAACI espera poder ayudar así a los pacientes y sus familiares a controlar su enfermedad y mejorar su calidad de vida, a la vez que hace hincapié en la necesidad de aumentar los recursos destinados por la sociedad a gestionar esta epidemia.

La campaña de concienciación Beware of Allergy, a la que también se ha sumado la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), se desarrollará entre 2014 y 2015 y destacará diferentes tipos y aspectos de la alergia: asma, alergia a los alimentos y anafilaxia, rinitis alérgica, inmunoterapia con alérgenos y alergia cutánea.

La primera fase de la campaña, que transcurrirá entre octubre de 2014 y febrero de 2015, se centrará en el asma, por lo estrechamente relacionada que está con la alergia.

El asma es uno de los trastornos crónicos más frecuentes,  afecta al 20% de los europeos y supone un coste anual de 25.000 millones de euros. Estudios españoles recientes sobre los costes económicos del asma indican que los costes directos e indirectos del asma no controlada pueden ser hasta diez veces superiores a los del asma bien controlada. Repercute notablemente en el rendimiento escolar y laboral de las personas que la sufren, y está entre los principales motivos de demanda de asistencia en las consultas de alergia: la alergia respiratoria, incluyendo asma y rinits, representa en España, en conjunto, más del 80% de los motivos de visita al alergólogo, según los datos del estudio epidemiológico Alergológica 2005.

Respecto a la relación entre asma y alergia, esta última influye en el asma de dos maneras: por un lado, como causante de inflamación crónica, mantenida en el tiempo, como consecuencia del contacto continuado con pequeñas dosis de alérgenos; y, por otro lado, como desencadenante de episodios agudos que complican la evolución de la enfermedad y que, en casos graves, pueden llegar a poner en riesgo la vida del enfermo.

El objetivo del tratamiento del asma es su control óptimo, que implica la ausencia de síntomas diurnos o nocturnos, la evitación del absentismo escolar o laboral por esta causa, una óptima capacidad respiratoria incluso para hacer ejercicio y la ausencia de crisis de asma que precisen asistencia urgente.

La identificación del alérgeno causante del asma permite adoptar, además del tratamiento con fármacos broncodilatadores  y/o antiinflamatorios (que en su mayoría se administran por vía inhalatoria), medidas terapéuticas eficaces como la evitación de dicho agente o el empleo de inmunoterapia (las “vacunas” de la alergia) en los casos en los que esté indicada. Está demostrado que la inmunoterapia es capaz de modular la respuesta alérgica y modificar la evolución de la enfermedad, disminuyendo o evitando los síntomas respiratorios de estos pacientes. En conjunto, el tratamiento persigue  conseguir un control de la enfermedad que en la mayoría de los pacientes puede ser óptimo, permitiendo que el enfermo asmático pueda desarrollar sus actividades sin limitación.

Para que cada persona con asma pueda acceder a las diversas modalidades de tratamiento que en su caso puedan resultar beneficiosas, se recomienda realizar un estudio alergológico que permita conocer si existe un componente alérgico influyendo en la evolución del cuadro, y, en tal caso, cuáles son los alérgenos a los que el enfermo está sensibilizado. La consiguiente mejora de la calidad de vida que eso puede suponer, al romper con las limitaciones a las que, de otro modo, las personas asmáticas están sujetas, justifica las fotografías alegóricas que se utilizan para la difusión de esta campaña, las cuales resultan tremendamente expresivas:

flyer_AsthmaESPAÑOL-page-001

Si quieres acceder a la página web (en inglés) que la EAACI ha preparado expresamente para la campaña, pulsa sobre esta otra imagen (cuya leyenda, también en inglés, señala que “150 millones de personas en Europa están atrapadas por una enfermedad”):

Beware of Allergy

 

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn