Archivo por meses: enero 2017

Los autobuses urbanos de Madrid, captadores móviles de polen

En el marco de una iniciativa lanzada por la Comisión Europea para fomentar la colaboración entre Europa y Japón, el Ayuntamiento de Madrid se ha involucrado en una propuesta de proyecto denominada IKAAS (INTELLIGENT KNOWLEDGE-AS-A-SERVICE), que consiste en el desarrollo de una plataforma «big data» para ciudades inteligentes («smart cities») que recoge información a través de diferentes sensores para su tratamiento posterior y su difusión a los ciudadanos.

La materialización de esta propuesta implica a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de esa ciudad, aprovechando su flota de autobuses para monitorizar la calidad del aire, los niveles de polen y datos meteorológicos gracias a la instalación de unos sensores en los autobuses. Puesto que estos vehículos están en constante movimiento recorriendo la ciudad de punta a punta, y conectados en tiempo real con servidores centralizados de la empresa, los medidores instalados en ellos permitirán llevar a cabo una recogida de datos en tiempo real sobre niveles de niveles de polen, niveles de determinados contaminantes (dióxido de nitrógeno y ozono), y diferentes parámetros meteorológicos (humedad relativa del aire, temperatura e índice de radiación ultravioleta).

El objetivo último es desarrollar una aplicación a partir de la cual pueda generarse un sistema de alertas en salud ambiental integrando la información sobre temperatura, calidad del aire y niveles de polen, así como diseñar rutas saludables a partir de esa información.

Buses_nocturnos_EMT_Madrid

Autobuses nocturnos de la EMT de Madrid (Fotografía de U-95)

 

Una piel humana de diseño, para investigación y otros usos

A pesar de todas sus ventajas conocidas hasta ahora, apenas comenzamos a vislumbrar las posibilidades de las impresoras en tres dimensiones.

Un grupo de investigadores del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, la Universidad Carlos III de Madrid y el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), en colaboración con la empresa BioDan Group, ha desarrollado un prototipo de bioimpresora 3D capaz de crear piel humana totalmente funcional. El resultado de la investigación ha sido publicado recientemente en la versión electrónica de la revista científica Biofabrication, y su objetivo es conseguir una piel que resulte útil para ser trasplantada a los pacientes, en los casos en que pueda necesitarse una superficie adicional de piel, y que también resulte útil para la investigación, incluyendo la prueba de productos cosméticos, químicos y farmacéuticos.

Esta nueva piel humana replica la estructura natural de la piel, con una capa externa, la epidermis con su estrato córneo, y otra más profunda y gruesa, la dermis. En la dermis hay fibroblastos, células que producen colágeno, una molécula proteíca que forma fibras de gran flexibilidad pero al mismo tiempo gran resistencia a la tracción, y que contribuyen por esas características a la elasticidad y resistencia mecánica de la piel.

Dependiendo de las células utilizadas para su elaboración, puede generarse una piel alogénica, a partir de un stock de células sin relación con el paciente, o piel autóloga, creada en cada caso expresamente a partir de células del propio paciente.

Para que pueda implantarse en el organismo de los pacientes, este producto necesitará ser autorizado por los organismos reguladores de los diversos países. Mientras tanto, no obstante, puede ser utilizada para la investigación, por ejemplo para valorar la eficacia y toxicidad sobre la piel de productos cosméticos, químicos y farmacéuticos.

Piel-file0001710941523