Urticaria crónica: “Ponte en mi piel”

La urticaria es una reacción en la piel, generalmente de instauración rápida (habitualmente en minutos), que consiste en la aparición de ronchas (manchas sobreelevadas con un color variable de rosado a rojo) en número múltiple y en distintas zonas del cuerpo. Las ronchas (cuyo nombre técnico es “habones”) tienen formas y tamaños variados; pueden ser alargadas o redondeadas, o pueden incluso tener formas caprichosas. Suelen tener una coloración más clara en su zona central, incluso pálida, con bordes más enrojecidos; y es típico que, cuando se presiona sobre la zona enrojecida, pierde momentáneamente su coloración rojiza, que vuelve a instaurarse cuando cede la presión. Los habones o ronchas se acompañan de intenso picor, y característicamente aparecen y desaparecen en intervalos de tiempo irregulares. En los casos en que desaparecen, lo hacen sin dejar rastro alguno: no queda cicatriz en la piel, no queda mancha, … Salvo complicaciones, no queda vestigio de que allí hubo, una vez, una roncha.

urticaria-wikipedia

La llamada urticaria aguda es la aparición repentina, por toda la superficie corporal o por una extensión amplia de la misma, de una erupción como la descrita, que se acompaña de picor. Es un cuadro muy frecuente, hasta el punto de que se ha estimado que una de cada cinco personas de la población general ha sufrido un episodio de urticaria aguda alguna vez en su vida. No es raro interpretarla como una reacción alérgica, y, aunque a veces efectivamente es así, en la mayor parte de las ocasiones no podemos averiguar cuál ha sido la causa real de una urticaria aguda. No obstante, si desaparece, con o sin tratamiento, para no volver a aparecer, no suele dársele más importancia (salvo los casos infrecuentes en que haya puesto sobre la pista de una posible alergia, situación en la que el médico valorará si resulta procedente poner en marcha un estudio para confirmarla o descartarla).

Por el contrario, hay veces en que la erupción persiste en el tiempo, o bien desaparece total o parcialmente para reaparecer reiteradamente y con frecuencia. Si esa situación persiste durante más de seis meses, hablamos de urticaria crónica.

La urticaria crónica, entonces, es un tipo de urticaria en que aparecen frecuentemente, o persisten, lesiones habonosas (ronchas) en múltiples zonas de la piel durante un periodo superior a seis semanas (es decir, al menos un mes y medio). Siendo un poco más precisos, suele utilizarse esta denominación para los cuadros en que las lesiones son persistentes o aparecen con frecuencia prácticamente a diario, mientras que si reaparecen con frecuencia pero manteniendo entre una crisis y otra intervalos libres de síntomas de días o semanas de duración, entonces hablamos de urticaria recurrente.

En una gran mayoría de los casos de urticaria crónica, no se consigue encontrar la causa. Los médicos le ponemos entonces el apellido de “idiopática“: una urticaria crónica idiopática es, simplemente, una urticaria crónica a la cual no se le ha podido encontrar causa. Son la gran mayoría.

A veces, hay urticarias en las que los habones aparecen en relación con estímulos físicos de índole variada: presión, frío, calor, vibración, … Son las llamadas urticarias físicas.

La urticaria crónica puede ser una enfermedad muy mortificante. Ya hemos dicho que los habones se acompañan de picor intenso. El picor, de forma mantenida, se convierte en una tortura. Además, las personas que padecen este problema pueden llegar a obsesionarse en la búsqueda de los factores que les desencadenan los síntomas. Eliminan de su dieta ciertos alimentos; lo atribuyen a situaciones de estrés o ansiedad, con lo cual desarrollan conductas de evitación; infructuosamente cambian hábitos o se privan de actividades que solían gustarles, …  A veces, desarrollan la creencia de que sus síntomas pueden ser la manifestación de una enfermedad grave no diagnosticada… Y todo ello añade angustia a su situación.

 Hoy se celebra el Día Mundial de la Urticaria Crónica. La Asociación Española de Afectados por Urticaria Crónica ha propuesto como lema “Ponte en mi piel“, pues precisamente quieren aprovechar su posible repercusión mediática para invitar a la población a reflexionar sobre  las circunstancias que afectan a quienes padecen esta enfermedad, en una llamada a la comprensión y la empatía.

associacion-afectados-urticaria-cronica-logo

dia-mundial-urticaria-cronica-ponte-en-mi-piel-300x162

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn