Primer día del otoño… en este hemisferio.

El equinoccio, palabra que procede del latín aequinoctium (aequus nocte), “noche igual”, es el momento del año en que el Sol está situado en el plano del ecuador terrestre. Ocurre dos veces por año, en marzo y en septiembre, coincide con la fecha en que el día tiene una duración igual a la de la noche en todos los lugares de la Tierra, y marca un cambio de estación.

Sin embargo, ese cambio de estación no es el mismo en el hemisferio norte y en el hemisferio sur.

En el hemisferio norte, el equinoccio de septiembre marca el paso del verano al otoño; por eso, aquí se llama equinoccio otoñal. En el hemisferio sur, por el contrario, el equinoccio de septiembre marca el paso del invierno a la primavera; por eso, allí se llama equinoccio primaveral.

En marzo ocurre justo a la inversa: comienza la primavera en el hemisferio norte, y comienza el otoño en el hemisferio sur.

Según cálculos del Observatorio Astronómico Nacional (del Instituto Geográfico Nacional, dependiente del Ministerio de Fomento), el otoño de 2015 comienza en el hemisferio norte hoy, miércoles 23 de septiembre, a las 10h 21m hora oficial peninsular (9h 21m en Canarias). Este otoño durará 89 días y 20 horas, y terminará el 22 de diciembre con el comienzo del invierno.

El equinoccio otoñal, en el hemisferio norte, puede coincidir con una de estas cuatro fechas: 21, 22, 23 o 24 de septiembre. A lo largo del presente siglo XXI, el otoño en este hemisferio se iniciará siempre en los días 22 o 23 de septiembre (fecha oficial española). El año en que se inició más tarde fue el 2003, y el año en que se iniciará antes será 2096. Las variaciones de un año a otro se deben al modo en que encaja la secuencia de años (los cuales no tienen todos exactamente la misma duración, pues los bisiestos, que son uno de cada cuatro, incluyen un día más) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol.

El otoño es la época del año en que la longitud del día se acorta más rápidamente. Cada mañana, el Sol sale un poco más tarde, y cada tarde se pone un poco antes que el día anterior.

En el hemisferio sur, por el contrario, están recibiendo la primavera, y preparándose para la época del año en que las consultas por polinosis se disparan.

Dependiendo de dónde nos ubiquemos respecto al ecuador terrestre, las circunstancias son diferentes. Algo así como lo que ocurre con estos personajes, cuya ubicación determina su punto de vista:

punto de vista

 

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn