Llegó la primavera

Hoy comienza oficialmente la primavera. Aún en el caso de que el buscador Google no hubiese dedicado hoy (como ha hecho) atención al evento, resulta difícil sustraerse a esa evidencia: la luz, el cambio de color de las zonas verdes de nuestras ciudades (que se están moteando de amarillo, de rojo, de violeta, de blanco, …), la coreografía de insectos diversos que se desplazan por suelo y aire para contribuir gozosos a la explosión de vida y movimiento, … todo induce a pensar que el invierno ya quedó atrás.

Pero, por si, a pesar de lo dicho, a alguien le quedara duda, Google nos recuerda, desde su página principal, que hoy es el equinoccio de primavera.

Quien acceda hoy al buscador de Google verá a un simpático jardinero propiciando, con su regadera, la aparición de un elenco de flores diversas, que adoptan formas extravagantes para adecuarse, como suele ser habitual, a las letras del logotipo.

Se denomina equinoccio al momento del año en que el Sol está situado en el plano del ecuador terrestre. Ocurre dos veces por año: el 20 o 21 de marzo y el 22 o 23 de septiembre, y en el hemisferio norte marcan, respectivamente, el inicio de la primavera (equinoccio primaveral) y del otoño (equinoccio otoñal o autumnal): en tales fechas, el día tiene una duración igual a la noche en cualquier punto de la tierra (el término equinoccio proviene de la palabra latina aequinoctium y significa “noche igual”).

Ha llegado, entonces, la primavera.

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn