La esofagitis eosinofílica en el examen MIR de este año.

También la esofagitis eosinofílica ha sido objeto de atención en el examen MIR celebrado el pasado sábado.

En concreto, es la protagonista de dos preguntas:

Pregunta 1:

Joven de 18 años con antecedentes de asma, alergia a pólenes, ácaros y pelo de gato, acude a urgencias refiriendo sensación de detención de alimentos a nivel retroesternal con práctica incapacidad para deglutir su propia saliva. Refiere episodios similares en otras ocasiones que han cedido de forma espontánea en pocos minutos. ¿Cuál de los siguientes es el diagnóstico más probable?
1. Esófago de Barrett.
2. Anillo esofágico distal (Schatzki).
3. Esofagitis infecciosa.
4. Esofagitis eosinofílica.

Esta pregunta presenta el caso de un joven con antecedente de alergias respiratorias que presenta disfagia intermitente, que llega a presentar dificultad incluso para la deglución de su propia saliva pero que se resuelve de forma espontánea en pocos minutos. Se trata de una esofagitis eosinofílica.

Pregunta 2:

 Acude a consultas de pediatría un niño de 13 años de edad por presentar sensación de pirosis durante y tras las comidas y disfagia ocasional, que aumenta con la ingesta de alimentos sólidos como la carne. En los antecedentes familiares destacar que su madre está diagnosticada de hernia hiatal. En los antecedentes personales nos refiere alergia a pólenes, ácaros y látex. En la exploración física, no muestra hallazgos significativos salvo lesiones eccematosas en huecos poplíteos y antecubitales. ¿Cuál de las siguientes pruebas complementarias NO realizaría de acuerdo a los diagnósticos más probables?
1. Endoscopia digestiva superior.
2. pHmetría esofágica de 24 horas.
3. Test de aliento con carbono 13 para Helicobacter
pylori.
4. Estudio baritado esófago-gastro-duodenal.

De nuevo se habla de una perona joven, un adolescente o preadolescente, con disfagia intermitente, que tiene antecedentes de alergias diversas y presenta lesiones compatibles con dermatitis atópica. Se trata, de nuevo, de una esofagitis eosinofílica, y, en tal caso, la prueba que menos aporta, de las cuatro opciones que se citan, es la nº 3:  Test de aliento con carbono 13 para Helicobacter pylori.

0121

Pancarta vista a la salida del MIR en Granada (año 2014)

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn