Construyendo islas en un mar de olivos

Jaén es la mayor región productora de aceite de oliva en España y en todo el mundo. Esta provincia, con más de 590.000 hectáreas de olivar (según información proporcionada por su propia Diputación provincial) y más de 66 millones de olivos, produce por sí sola más aceite que el segundo país productor mundial, Italia, y genera el 20 % de la producción mundial de aceite de oliva.

030

Sí, has leído bien: el 20 % de la producción mundial de aceite de oliva sale de la provincia de Jaén.

Imagínate las cantidades de polen de olivo (¡¡590.000 hectáreas de olivar en una sola provincia!!) que pueden registrarse en Jaén en primavera. Y esos niveles de polen suponen un auténtico calvario para las personas alérgicas: entre ellas, los más pequeños, para quienes salir a la calle para acudir al colegio o al instituto puede convertirse en toda una odisea.

En el caso de los escolares, la Delegación de Educación ofrece un programa con el que los niños afectados pueden continuar sus estudios en colegios de zonas costeras, donde los alérgicos tiene la oportunidad de pasar los peores días de la floración del olivo alejados de la nube de polen que es la atrmósfera de Jaén durante esas semanas. Pero, al margen de esa posibilidad (que sólo algunos pueden aprovechar, debido a la dificultad que suele entrañar el traslado de toda la familia), en los propios centros educativos se ponen en marcha medidas y se articulan recursos diversos buscando aliviar la estancia de los niños para quienes salir de casa durante esos días representa todo un desafío. En la mayoría de los colegios se habilita un aula para que se queden en ellas los niños alérgicos durante las actividades que generalmente se desarrollan al aire libre: el recreo o la clase de Educación Física. No se trata, sólo, de proporcionarles un espacio físico, sino también de llenar su tiempo con actividades lúdicas que les permitan disfrutar del rato de descanso sin echar (al menos, excesivamente) de menos los juegos que sus compañeros inventan en el patio: se proponen lecturas, actividades con el ordenador, vídeos, juegos de mesa, música, … Y todo ello, bajo la supervisión de profesores que se ofrecen voluntarios, se turnan, … o que son, también, alérgicos.

Durante esas fechas, se flexibilizan las restricciones para  el acceso de los padres al centro, por si tienen que llevarles el tratamiento médico, o se incentiva a los compañeros para que se queden a compartir juegos de interior, o se intenta mantener las ventanas cerradas si la temperatura lo permite, …

Construir islas en un mar de olivos: un esfuerzo de imaginación para disminuir el absentismo escolar durante unos días en que exponerse al aire libre es nocivo para los alérgicos al polen.

 

 

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn