Ayudas para celíacos de MUFACE

MUFACE es el acrónimo con que se conoce a la Mutualidad General de Funcionarios de la Administración Civil del Estado, un Organismo Público dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas que gestiona el Régimen del Mutualismo Administrativo de estos funcionarios. Simplificando, se trata de uno de los organismos que gestionan la Seguridad Social de estos funcionarios, ya que un número importante (si bien decreciente) de funcionarios no están encuadrados en el Régimen General de la Seguridad Social sino en uno de los Regímenes Especiales de la misma, el cual recibe, precisamente, el nombre de Régimen Especial de la Seguridad Social de los Funcionarios Civiles del Estado.

Para la protección de su colectivo, MUFACE gestiona diversas prestaciones como la asistencia sanitaria, el subsidio por incapacidad temporal o por riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural, entre otras.

Entre las prestaciones que reciben el nombre de ayudas de protección sociosanitaria se incluyen ayudas económicas para la compra de los productos alimenticios elaborados, tratados o preparados especialmente para responder a las necesidades nutricionales particulares de los enfermos celíacos. Estas ayudas están destinadas a aquellos mutualistas de MUFACE (o sus beneficiarios) que padezcan la enfermedad celíaca debidamente acreditada. Se configuran como una cuantía anual que estará en función de la capacidad económica del beneficiario de la prestación según un baremo establecido en cada convocatoria anual, oscilando entre un mínimo anual de 339,90 euros y un máximo anual de 618,00 euros. Si quieres acceder a la página en la que describen las características de esta prestación, pulsa sobre el logotipo de MUFACE:

muface-logo_5

Desde el 1 de enero de 2011, los funcionarios de nuevo ingreso se incluyen obligatoriamente en el Régimen General de la Seguridad Social. Esta medida acabará con las llamadas clases pasivas, las condiciones especiales de jubilación de que disfrutaban los funcionarios, y a las que ya no tienen acceso los funcionarios de nuevo ingreso (esta medida, sin embargo, no afecta, según recoge expresamente la norma que la instaura, a los ex Presidentes, Vicepresidentes y Ministros del Gobierno de la Nación y a otros altos cargos de diversos órganos constitucionales). Este cambio de afiliación de los nuevos funcionarios supone un paso hacia la desaparición del llamado mutualismo administrativo, la gestión de la Seguridad Social de los funcionarios por organismos especiales.

Pero, independientemente de que podamos considerar que MUFACE está abocada a la extinción en un plazo más o menos largo, la ayuda para celíacos de la que hemos hablado es una prueba de que plantear tal ayuda como prestación de la Seguridad Social no es algo descabellado.

 

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn