“Atrapa el tigre”: sobre el seguimiento del mosquito tigre en Andalucía.

Después de que abordáramos en este blog el tema de la alergia a las picaduras de mosquito, algunos de vosotros nos habéis preguntado si en Andalucía existe el mosquito tigre (Aedes albopictus).

El mosquito tigre es una variedad de mosquito de mayor tamaño que el mosquito común, que resulta más agresivo (puede picar a cualquier hora del día o de la noche, y su probóscide puede incluso atravesar algunas prendas de ropa) y tiene capacidad para transmitir diversas enfermedades infecciosas. Por esas características, el llamado Grupo Especialista de Especies Invasoras (GEEI), un grupo especialista de la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) de la Unión Mundial para la Naturaleza  lo ha incluido en su lista de las “100 Especies Exóticas Invasoras Más Dañinas del Mundo” (la versión más reciente traducida al español de este catálogo data de 2004, y si tienes curiosidad puedes consultar el listado completo en la página 6 de este documento: 100 Especies Exóticas Invasoras Más Dañinas del Mundo).

Aparentemente originario de Asia, en los últimos años se ha constatado su extensión a diversas partes del mundo. Concretamente, a España parece haber  penetrado por el noreste (se identificó por primera vez en Sant Cugat del Vallés, Cataluña), extendiéndose posteriormente a otros territorios.

En junio de 2014 se lanzaba la aplicación móvil Tigatrapp, del proyecto AtrapaelTigre.com, un proyecto que se basa en la colaboración ciudadana para hacer un estudio y seguimiento del mosquito tigre en España y con el que colaboran distintos entomólogos a escala nacional. Las más de 6.000 personas que se lo han descargado hasta la fecha han enviado datos de un total de 1.600 posibles puntos donde se podría localizar este insecto, y posteriormente los entomólogos colaboradores del proyecto intentan confirmar la información proporcionada. De esa forma, se ha llegado a la conclusión reciente de que el mosquito también está en Andalucía, que era una de las Comunidades Autónomas en las que su presencia no había podido confirmarse de forma fehaciente.  Los  resultados de este estudio están publicados en la revista Anales de Biología.

Se trata de un proyecto interesante, en el cual se busca profundizar en el conocimiento de este insecto, no solamente atendiendo a su diseminación, sino también a otros aspectos de su comportamiento (por ejemplo, si puede utilizar transportes humanos, como introducirse en las cabinas de los vehículos,  para desplazarse pasivamente). Si quieres conocer más sobre este proyecto, puedes visitar su página web simplemente pulsando sobre esta imagen del Aedes albopictus (tomada, por cierto, de Wikipedia):

Aedes_albopictus_2

 

 

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn