Aprender del Ave Fénix: El sabotaje como oportunidad de mejora

Quienes el pasado fin de semana intentaran acceder a nuestra página web, para leer alguna de las entradas del blog o para visitar cualquier otra sección, se habrán encontrado con la desconcertante sorpresa de que no estaba disponible.

En efecto, el sábado por la mañana fuimos víctimas de un sabotaje. Alguien entró en el servidor donde tenemos alojada la página, y borró toda la información allí contenida; información que era ingente, pues se trataba, principalmente, del resultado de más de dos años incorporando al blog una entrada diaria: el blog “Las Alergias en su Contexto“, que nos ha permitido, durante todos estos meses atrás, hablar de aspectos antropológicos, sociales, normativos, artísticos, … y, por supuesto, médicos, todos ellos relacionados con las alergias (o, como podría haber dicho Susan Sontag, de “la Alergia y sus metáforas”).

No nos resulta fácil entender la motivación de quien haya podido borrar de un plumazo toda esa información ofrecida de forma abierta a los visitantes con el objetivo de fomentar el conocimiento de las enfermedades alérgicas y de mejorar, de forma directa o indirecta (por ejemplo, contribuyendo a la sensibilización social sobre las circunstancias especiales que afectan a las personas alérgicas), la calidad de vida de quienes padecen alergias de cualquier tipo o intolerancias alimentarias: información de la que, además, sabemos que resulta útil, por los comentarios de retroalimentación que algunos de vosotros nos hacéis llegar.

No éramos conscientes de tener enemigos.

Pero sí somos conscientes de tener muchos amigos.

Y ahora, después de este sabotaje, somos todavía más conscientes de ello, si cabe.

Por eso, queremos plasmar aquí nuestro agradecimiento. En primer lugar, y de forma muy especial, a Meditools, por su generosidad y su profesionalidad: en poco más de 24 horas ha conseguido recuperar los contenidos del portal en su práctica totalidad, haciéndolo resurgir, como el Ave Fénix mitológica, de sus propias cenizas… o, casi mejor, de la nada. Faltan algunos detalles por completar (por ejemplo, algunas de las imágenes de las entradas más recientes), pero poco a poco se irán incorporando. Gracias, Paco, porque desde el primer momento nos has transmitido serenidad, pero lo conseguido ha superado nuestras expectativas más optimistas.

Queremos agradecer también a todos los que os habéis preocupado  por la desaparición de la página, y habéis contactado con nosotros para ofrecer ayuda o mensajes de ánimo. Saber que lo que hacemos interesa es el mejor estímulo para seguir haciéndolo con cariño.

Y con ilusión renovada y reforzada, ahora que sabemos que un sabotaje como el sufrido no puede hacer que se pierda todo cuanto hemos compartido durante estos dos años. Hoy volvemos a nacer, entonces, pero conservando todo el bagaje y la experiencia previamente acumulados: menudo lujo.

Si queréis hacernos alguna sugerencia de mejora, podéis enviarla a nuestra dirección de correo electrónico.

Y si queréis saber más sobre Meditools, simplemente pulsad sobre su logotipo:

 

meditool

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn