Alergia

La alergia es una respuesta exagerada del organismo, en la cual están implicados mecanismos inmunológicos, frente a sustancias que en condiciones normales no resultan nocivas ni representan ningún peligro. Se trata, por tanto, de una respuesta inmunológica exagerada frente a sustancias externas que para la mayoría de la población son inocuas. Esas sustancias capaces de desencadenar una respuesta alérgica reciben el nombre de alérgenos. Las manifestaciones clínicas de la alergia son diversas, pudiendo afectar a diversos órganos y aparatos, y dependen, entre otros factores, del tipo y características del alérgeno y de la vía por la que éste accede al organismo.

Los mecanismos inmunitarios implicados en una respuesta alérgica pueden ser también de diverso tipo, y de forma simplificada suele decirse que pueden ser mecanismos mediados por anticuerpos o mediados por células. En la mayoría de los casos, el anticuerpo responsable característico de una reacción alérgica es de tipo IgE.

Compártelo Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn